Skip to main content

El Hierro de noche

El Hierro de noche te hace soñar con los ojos abiertos. La isla bajo la luz de las estrellas te descubre paisajes como si de un lugar mágico se tratara. Experiencias para que disfrutes de tu lado más noctámbulo. Experiencias para vivir y recordarlas para siempre.

Cinco maneras de disfrutar una noche en El Hierro

¿Disfrutas más la noche que el día? En El Hierro encontrarás planes para descubrir por qué la noche herreña es diferente al resto:

Báñate en La Maceta

En la piscina natural de La Maceta podrás vivir un atardecer como nunca. Disfrutar de este baño único bajo un cielo de cálidas tonalidades, es un recuerdo inolvidable. Describe a la perfección lo inimaginable: lava, mar y desconexión.


Contempla un atardecer increíble

Si en vez de mojarte los pies prefieres aprovechar la tarde para dar un paseo y hacer un poco de ruta por la isla, desde la Punta de Orchilla descubrirás una luz única, y no es precisamente la del Faro de Orchilla. A medida que se va escondiendo, el sol deja paso a un atardecer anaranjado que se encuentra entre los más bonitos de España.

 


Sorpréndete con el cielo estrellado

Decídete a esperar en el Faro de Orchilla hasta que se asomen las estrellas y estarás ante uno de los cielos más limpios del planeta, protegido por su gran nivel de nitidez ya que no hay contaminación lumínica alguna. El universo se mostrará ante ti con todo su esplendor. Según la estación del año, observarás diferentes constelaciones, como la de Tauro, que despide el otoño. Contemplar tantas estrellas junto al silencio envolvente del entorno es una experiencia que no se puede narrar con palabras. Ver para creer.


Duerme en el hotel más pequeño del mundo

Si realmente quieres una experiencia única y original, el Hotel Punta Grande está hecho para ti. Asomado al Atlántico desde un solitario embarcadero y frente al mítico Roque de Salmor, el hotel más pequeño del mundo te permitirá conocer la esencia y peculiar personalidad nocturna de la isla.


Relájate con un poco de chill out

Alcanzar el summum de relajación y desconexión es posible. Después de un gran día, nada mejor que celebrar y brindar en un lugar diferente a los miradores, las playas o las piscinas naturales. Por ejemplo, en el Sunset La Maceta, donde es posible hacer las dos cosas. Ya sea durante el atardecer o por la noche, la estampa es increíble.


Cuando cae la noche, El Hierro también se despierta.